Los materiales con los que se fabrican hoy día los muebles de cocina en Gijón se pueden prácticamente dividir en los laminados, los lacados y la madera, pero uno de los preferidos por la mayoría de clientes son los primeros, entre otras razones porque ofrecen grandes prestaciones en lo que a resistencia se refiere, siendo además una de las opciones más económicas.

Suelen ser uno de los más demandados, aunque dentro de esta categoría también existen diferentes tipos, con diferentes características, que se podrían resumir en laminados estratificados, melaminas, termoestructurados, laminados lacados y polilaminados, cada uno de los cuales vamos a descubrir en las siguientes líneas.

Comenzando por los laminados estratificados, también llamados laminados de alta presión (HPL), resultan especialmente interesantes si lo que se busca es resistencia a la humedad, a la fricción y al rayado. Tienen la ventaja adicional de tener una apariencia moderna, con acabados brillo o mate, siendo también fáciles de limpiar, aunque solo se ofrecen en superficies lisas, una de sus limitaciones.

La segunda de las opciones de muebles de cocina en Gijón de tipo laminados son las melaminas o laminados de baja presión (LPL), una superficie sin poros y ciertamente resistente que puede ser lisa o imitar un diseño de madera de forma bastante real. Entre sus ventajas también está el precio o su limpieza.

En cuanto a los termoestructurados, son una versión de los anteriores pero con textura rugosa, mientras los lacados se caracterizan por alta resistencia al rayado y su calidad superficial. Por último, los llamados polilaminados tienen la ventaja de estar acabados sin juntas ni cantos visibles y ser fáciles de limpiar, aunque su apariencia es poco natural.

En Cahema Hogar estaremos encantados de atenderte y asesorarte según tus preferencias.