Actualidad

05/05/2015

Baños más espaciosos con cisternas empotradas

Baños más espaciosos con cisternas empotradas

Nos gustaría aprovechar nuestra experiencia en el sector de las reformas de cocinas y baños en Gijón para hablarte de una de las prácticas más recurrentes en los baños de hoy en día: la instalación de cisternas empotradas. Este recurso de la albañilería y la fontanería da lugar a cuartos de baño más espaciosos y minimalistas, que optan por no dejar a la vista una de las partes menos estéticas del inodoro.

Una cisterna empotrada es una cisterna que en vez de estar pegada a la taza del váter haciendo la función de respaldo contra el que se apoya la tapa, se encuentra escondida tras el tabique del baño. La tendencia de utilizar este tipo de cisternas se inició en locales públicos en los que escaseaban los metros disponibles en los baños. Sin embargo, actualmente podemos encontrarlas en muchos hogares que apuestan así por cuartos de baño más funcionales y cómodos.

Como expertos en las reformas de cocinas y baños en Gijón sabemos que la principal ventaja que tienen estas cisternas es que permiten ahorrar mucho espacio. Se produce el paso de los inodoros de pie a los inodoros suspendidos con cisternas que permanecen ocultas, dando además de una mayor sensación de espacio, una apariencia más moderna y minimal.

Las cisternas empotradas cuentan con un pulsador en la pared que conecta con el depósito escondido, normalmente tras una falsa pared o pared de pladur. Este tipo de cisternas están fabricadas en una sola pieza para evitar riesgos de fugas y no superan los 12 centímetros de ancho. A efectos de funcionamiento, cumplen perfectamente con su cometido sin problemas ya que pueden acumular hasta 10 litros de agua.

En Cahema contamos con sanitarios de las primeras marcas y sólo empleamos materiales de gran calidad para asegurar la satisfacción de todos nuestros clientes cuando confían en nosotros para llevar a cabo la reforma de su cocina o su cuarto de baño.