Por nuestra experiencia en la realización de reformas de cocinas y baños en Gijón podemos afirmar que la mayoría de las familias que recurren a nuestros servicios buscan con esa reforma ampliar el espacio útil de su casa. Para eso tratan de aprovechar los rincones de los dormitorios colocando un armario empotrado, sustituir la bañera que hay casi nadie usa por una ducha o reformar la cocina.

Una solución que cada vez se adopta más en las reformas de cocinas y baños en Gijón es la unión en una sola estancia de la cocina y el salón, eso que tradicionalmente se conoce como cocina americana y que, hasta hace solamente unos años era un recurso muy habitual en los estudios y apartamentos de pequeño tamaño. Es una solución que, si lo piensas con detenimiento, tiene muchas ventajas.

En muchas viviendas de construcción relativamente reciente, en la cocina, tal y como está diseñada de origen, no hay espacio suficiente donde colocar una pequeña mesa donde desayunar o hacer una comida rápida antes de volver a la oficina o al colegio. A muchas familias esa falta de espacio les obliga a desayunar rápidamente de pie. Eliminando el tabique que separa la cocina del  salón podemos emplear la mesa del comedor como anexa a la cocina para estas comidas rápidas.

Si en la casa hay niños pequeños ¿quién los vigila mientras se prepara la cena? Al no haber separación, quien se encarga de la preparación de la comida sigue integrado en la vida familiar. Podrías argumentar que, sin paredes, la gras, humos y olores de la cocina se van a extender rápidamente por toda la casa, pero actualmente puedes encontrar campanas extractoras muy potentes y silenciosas que impiden que eso pueda llegar a pasar.

Para la reforma de tu casa confía en Cahema Hogar.